Ficción vs. realidad - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Ficción vs. realidad

Ya no es una novedad que la TV está plagada de telenovelas. Pero lo que sorprende en esta temporada es el entrecruzamiento de las que son protagonizadas por actores y las otras, estelarizadas por personajes reales.

Izq: Avenida Brasil se adueñó del rating. Der: Annalisa Santi busca un lugar en el medio a puro escándalo. (Fotos: archivo Web y captura América)

Ya no es una novedad que la televisión está plagada de telenovelas. Sin embargo, lo que sorprende en esta temporada es el entrecruzamiento de las que son protagonizadas por actores y las otras, estelarizadas por personajes reales. ¡Ficción vs. realidad!

Durante horas, días y semanas convivimos con los satélites de Diego Armando Maradona, Ricardo Fort, Moria Casán y Carmen Barbieri, o hasta intérpretes secundarios como Karina Jelinek, Mónica Farro, Victoria Xipolitakis y ahora Annalisa Santi.

Del clan Maradona no faltó nadie: Claudia, Dalma y Gianinna por un lado; Verónica Ojeda y su Dieguito Fernando por el otro; en un tercer rincón Rocío Oliva y su madre; y desde otro continente, Diego Maradona Junior. Con el trágico fallecimiento de Fort (este sábado se cumplen dos meses) resucitaron una caterva de personajes calamitosos, que poco y nada tuvieron que ver con su vida. También, como nunca, su familia  (su ex pareja Gustavo, su madre Marta, su hermano Eduardo y su esposa, entre otros) recorrieron horas de programación con detalles y homenajes que en vida no le dieron al difunto.

Otro caso sorprendente, es el cruce de razas entre modelos y personajes sospechados de varios delitos. En ese marco, brillaron Jelinek y Farro. La rubia y la morocha declararon sin ningún tipo de pudor, como sí lo hicieron sobre príncipes azules. Siempre jugando al “yo no sabía nada” o “hasta que la Justicia no demuestre nada, sigo creyendo en él”. Este resurgimiento escandaloso, llevó a Karina Olga a posar sexy en las portadas, y a la uruguaya le dio un lugar en la tele, en el ciclo Viviendo con las estrellas. Ni hablar de las incontables noticias publicadas sobre la más polémica de las Xipolitakis desde que debutó en Brillantísima. Y por ese andarivel se desplaza la flamante figurita Annalisa. A pesar de todo esto, todavía existe gente que asegura que el escandalo no reditúa.

Sin embargo, a la hora de elegir qué botón presionar en el control remoto, los números finales indican que las telenovelas tradicionales (esas que tienen actores, autores, directores, etcétera) son las ganadores de este ardiente verano 2014.

Tanto el “tifón” de Avenida Brasil, como El Patrón del Mal (la versión rosa de la vida de Pablo Escobar), o la simpática comedia Sres. Papis (con un gran lucimiento de Luciano Cáceres), lograron retener al televidente frente a la mal llamada “caja boba”.

Lo positivo de esta tendencia, es que detrás de estos productos hay infinidad de horas de trabajo de preproducción. Gracias a ellos, Telefe y Canal 9 lograron liderar las planillas (habrá que ver qué ocurre cuando Tinelli debute con ShowMatch). Por ejemplo, el 9 consiguió volver a figurar entre los programas más vistos, e incluso recuperar el tercer puesto, que perdió durante 2013 con América. La costosa producción de Caracol Televisión triplica en rating a Duro de Domar, que fue el ciclo que ocupó ese espacio hasta diciembre.

Quizás el sueño de muchos actores que gritaban “¡Aguante la ficción!” vuelva a ser realidad por un rato. Por eso, en vez de buscar el escándalo como lo hicieron en los últimos días, varios integrantes del medio tendrían que pensar un poquito más hacia dónde van sus carreras...

TE PUEDE INTERESAR