Twitter: la perdición de los famosos - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Twitter: la perdición de los famosos

La red social se convirtió en un medio de comunicación para muchas celebridades, y también en una de sus peores pesadillas. Escándalos sexuales, polémicas entre rivales y también un canal de difusión y facturación. Un universo que parece no tener techo.

Twitter, la perdición de los famosos.

De los más populares Justin Bieber y Lady Gaga a nivel mundial, y de Marcelo Tinelli, Andrés Calamaro hasta Graciela Alfano en nuestro país, Twitter se convirtió en una usina con diferentes posibilidades. Esta semana, Tinelli alertó su felicidad al convertirse en padre por quinta vez; Graciela comunicó su conformidad tras una nueva rinoplastia y Calamaro compartió una bellísima canción dedicada a su ídolo Luis Alberto Spinetta. Diversas formas de los ídolos de contactarse con sus fans.

Tampoco faltó el escándalo, como es habitual en este mundo. Ante la salida de Amalia Granata de Canal 9,  su eterna rival Victoria Vannucci fue quien encendió la polémica, anunciando que ella y su marido millonario Matías Garfunkel habían pedido el despido de la panelista. Y no sólo lo tuiteó (y borró), sino que esas pocas palabras la llevaron al living de Mariana Fabbiani, para una extensa entrevista, donde ratificó impunemente su acción. ¡Increíble!

Así fue como también Karina Jelinek y Leo Fariña dirimen intimidades, los periodistas Evelin von Brocke y Fabián Doman detallan sus estados anímicos tras el divorcio, Florencia De la V y Flavio Mendoza discuten su sexualidad y la maternidad, o Natacha Jaitt regala ironía y confesiones orgásmicas de todo tipo. Todo en 140 caracteres.

Más allá de las motivaciones de los famosos, sin duda el microblogging se convirtió en un mundo súper atractivo para los seguidores. A partir del nacimiento del Twitter, como nunca las estrellas entraron en contacto directo con sus espectadores. Muchos jamás tuvieron la posibilidad del contacto instantáneo, ni mucho menos soñaron con recibir una respuesta personalizada. Y esto ocurre únicamente aquí.

Y así, aparecieron momentos hilarantes y descriptivos de estos seres. Por torpeza, falta de asesoramiento, ignorancia o intenciones provocativas, la red colocó a las figuras entre los temas más comentados del día. Es muy común la burla frente a errores de ortografía o confusiones geográficas. Y el famoso criticado duramente suele crisparse. De esa manera, David Bisbal armó un gran revuelo con un tweet sobre las pirámides, Calamaro fue blanco de las críticas y cerró bruscamente su cuenta y calificó como "un coro de subnormales" a sus detractatores. "Esos 140 caracteres pueden metérselos profundo en el medio del ojete, me importa tres pepinos perder un segundo más en el rebaño de boludos con BlackBerry", escribió el cantante argentino.

Entre las bajas, podemos sumar a Viviana Canosa, que al enfrentarse a las críticas por su cruzada solidaria por Haití, se fugó de este plano. El hecho generó la aparición y popularidad de una polémica “fake” (falsa) @VivianaSarnosa. Un dibujante creó este personaje para torturar a los "intocables" astros vernáculos. Sus ácidos comentarios le provocaron bloqueos y hasta amenazas de juicios de las figuras, pero también una fama casi única y la “bendición” de ser seguido por los dioses de la tele: Susana y Marcelo. Si, los dos números uno la siguen sin ofenderse.

Ahora, mientras la compañía californiana anunció que ingresa a La Bolsa, los bolsillos de muchos tuiteros se llenan también con las publicidades vertidas en este sitio. Por ejemplo, en Europa, un personaje con menos de 100.000 seguidores puede cobrar 1.000 euros por tweet; y en Estados Unidos, el rapero Snoop Dogg factura unos 8.000 dólares por mensaje, mientras que el actor Charlie Sheen batió todos los records, percibiendo 50.000 dólares por un solo mensajito. Negocio redondo en pocos segundos.

Según un informe de Ibope Media, el perfil del cibernauta argentino se reparte equitativamente entre hombres y mujeres. En cuanto a la edad, el segmento de 20 a 45 años concentra al 56% de los internautas; seguido por los jóvenes de 15 a 19 años, que llegan al 18%.

Por último, a diferencia de lo que puede presumirse, no existen prácticamente diferencias entre el interior del país (59% de penetración) y Capital Federal y Gran Buenos Aires (57%). En cuanto a las actividades preferidas realizadas en Internet, el top five quedó conformado por: enviar y recibir mails (76%), ingresar en redes sociales (72%), publicar contenidos en redes sociales (58%), chatear (54%) y escuchar música (49%).

En lo que respecta a los dispositivos a través de los cuales se accede a Internet, y a pesar de los avances tecnológicos, un 72% lo sigue haciendo desde computadoras de escritorio.

Detalles impactantes de un mundo virtual, que toma diariamente una relevancia cada vez más significativa.

TE PUEDE INTERESAR