Andrés Calamaro y Micaela Breque: ¿el amor después del amor? - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Andrés Calamaro y Micaela Breque: ¿el amor después del amor?

Insultos, acoso virtual y desgaste son algunas de las claves del final de la apasionada relación. La ex novia del músico decidió contar su versión de los hechos. ¿Hay segunda vuelta?

“Lo de Andrés roza el acoso. Me enoja esta situación de hacer público cosas que pasaron entre nosotros en el ámbito privado. Yo jamás haría algo así, las cosas íntimas de la pareja, por mi parte seguirán siendo privadas. Tuve que ponerle un límite y pedir que deje de mensajearme, porque me quemaba. Hasta tuve que apagar el teléfono”, relata Micaela Breque, quien tras la temporada abandonó el departamento en el que convivían en Palermo.

Breque: “Primero me soltó la mano en algún momento, y cuando quiso recuperarme, yo pasaba por otro momento distinto. Debo reconocer que nos herimos"

Tras casi tres años de relación con Andrés Calamaro, la modelo de 24 años confesó que fue ella quien decidió separarse tras varias idas y venidas. “Primero me soltó la mano en algún momento, y cuando quiso recuperarme, yo pasaba por otro momento distinto. Debo reconocer que nos herimos, nos lastimamos con algunas discusiones y nos dijimos cosas innecesarias”, confesó en BdV (Bien de Verano, a las 13, por Magazine).

“Las mujeres siempre maduramos ante las separaciones. Y yo siempre quedé en excelente relación con todos mis ex, y quiero que esta no sea la excepción. Vivimos una hermosa relación y prefiero quedarme con lo bueno. No descarto que en algún momento podamos volver, pero por ahora no. Lloré mucho con esta ruptura”.

"Lo peor de todo fue el mensaje a Piumetto, peor que lo de la foto desnuda, que sé que no lo hizo con maldad. Desearle la muerte fue el límite".

Y ahondó en los detalles del tedioso adiós: “Lo llamé, le dije que se calme pero no hay caso. El mundo de los músicos es un mundo muy loco. Andrés no le hace caso a nadie, es grande y no escucha, hace lo que quiere. A mí sí me escuchaba mucho. Lo peor de todo fue el mensaje a (Pablo) Piumetto. Eso fue peor que lo de la foto desnuda, que sé que no lo hizo con maldad. Desearle la muerte en su auto retorcido entre los fierros, fue el límite, no me merezco esto. De Piumetto sólo soy amiga, no es mi novio. La foto de mi cumple con él fue armada por mí, porque sabía que un mozo había entregado una foto nuestra y me dio tanta bronca que le quise ganar de mano”, contó indignada entre lágrimas.

“No voy a volver con un tipo que me acosa. Estoy bien y tranquila".

Sin censuras ni puntos suspensivos, amplió: “No voy a volver con un tipo que me acosa. Estoy bien y tranquila, quiero hacer mi vida. Lo voy a querer siempre. Él no puede componer cuando está mal como ahora. Sólo lo hace cuando está bien. Su nuevo material es muy bueno y  lo creó en el mejor momento de nuestra relación. Trabajar le va a hacer bien. El próximo 4 de mayo comienza la gira en Córdoba, y me encantaría ir a verlo”.

Ante estas declaraciones, El Salmón recibió ciertas críticas de sus seguidores, y respondió rápidamente: “¿Qué vida tienen ustedes para ponerse a atender la mía? ¿Qué vida tienen ustedes para criticarme la mía o mis actitudes?”. Luego, claro, emprendió una catarata de réplicas de mensajes que lo elogiaban y denostaban al mundo chimenteril.

¿Habrá una segunda oportunidad?

TE PUEDE INTERESAR